Segmentando con el Principio de Pareto

El Principio de Pareto es buen punto de partida para comenzar a optimizar los recursos de nuestra organización. Segmentando y priorizando en función del volumen de actividad.

Inteligencia de cliente, al servicio de una atención personalizada

Comparto una breve cápsula de conocimiento, donde Luis Huete reflexiona sobre la potencia de la inteligencia de cliente como herramienta de creación de valor (para el cliente).

“La Inteligencia de Cliente es una forma sensata y muy válida de apostar por la calidad del servicio desde las capacidades analíticas. Con el entendimiento de la diferentes áreas de la empresa al servicio de crear más valor al cliente”

En el vídeo, Luís apunta que todo proyecto de inteligencia de cliente debería desplegarse en las siguientes etapas, vinculadas con el diseño de estrategias de relación:

  1. Consolidando la información disponible. Identificando, recogiendo, homogeneizando, validando, integrando y almacenando información procedente de diferentes fuentes.
  2. Extrayendo conclusiones no obvias del histórico de datos. Segmentando clientes, definiendo ciclos de vida, identificando patrones de compra, cuantificando su valor,…
  3. Optimizando la relación actual. Definiendo una oferta de servicios que maximice la eficiencia de cada relación.
  4. Previendo las necesidades futuras. Estableciendo ciclos de relación que proponga soluciones a lo largo del tiempo.

Estrategias de relación que deben ser diseñadas con el objetivo de ofrecer productos, de manera pertinente y oportuna, con el objetivo de satisfacer al consumidor hasta convertirlo en cliente (fidelizándolo). Escuchándolo, atendiéndolo y cuidándolo.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=7jyuSiiqTA0&w=560&h=315]