Y eso de la estadística… ¿¿Te gusta??

No me gusta, me encanta. Porque, como cualquier otra disciplina técnica, me permite combinar la parte racional con la parte emocional de mi cerebro desarrollando proyectos que requieren de:

  • Disciplina. Para extraer, limpiar, transformar, validar y modelizar todo tipo de información
  • Rigor. Para revisar la validez y la representatividad de los resultados obtenidos
  • Persistencia. Para mantener el interés en el desarrollo de la investigación aunque sea necesario repetir los experimentos o re-definir el estudio.
  • Inteligencia práctica. Para obtener el resultado deseado de la forma más eficiente posible
  • Curiosidad. Para investigar nuevas técnicas, herramientas, fuentes de información y/o formas de presentación
  • Flexibilidad. Para adaptar el resultado a las necesidades del cliente (interno ó externo)
  • Transparencia. Para compartir conocimientos con el resto del equipo
  • Comunicación. Para conocer necesidades, buscar recursos y transmitir resultados
  • Imaginación. Para diseñar nuevos procesos ó nuevos formatos de informes
  • Valor. Para salir del marco establecido

… mientras masajeo datos… y les escucho…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *